La prueba práctica

En una prueba en condiciones reales Schwanog se presentó de nuevo en un torno CNC de cabezal fijo a la comparativa entre «tronzado y torneado de copia».

Con una ventaja impresionante de casi 7 segundos sobre el torneado de copia y, por tanto, un ahorro de tiempo del 26,6 %, Schwanog se proclamó una vez más vencedor de la prueba.