10. February 2021

Plaquitas intercambiables de Schwanog para herramientas con componentes de diamante policristalino

En la actualidad los diamantes policristalinos se utilizan muy a menudo para el mecanizado de piezas de precisión fabricadas a base de metales no ferrosos y materiales sintéticos, con el objetivo de prolongar la vida útil de la herramienta y reducir los costes derivados de las piezas de trabajo. La ostensible mejora en la calidad de las superficies que se obtiene representa otro de los criterios que llevan a optar por la aplicación de diamantes policristalinos.

Esto redunda en 5 ventajas:

Velocidad de corte

La elevada dureza y la resistencia al desgaste permiten alcanzar velocidades de corte considerablemente superiores de hasta 2000 m/m. Este factor contribuye a una notable reducción de los tiempos de mecanizado y a un ahorro de costes sostenible.

Vida útil

La extraordinarias propiedades de resistencia que ofrecen los materiales también puede contribuir a incrementar más si cabe la vida útil de las herramientas con la aplicación del PCD, lo que a su vez comporta una reducción de los costes por pieza.

Calidad de las superficies

Las propiedades del PCD también llevan asociadas un notable aumento en la calidad de la superficie de las herramientas, garantizando que queden todavía más lisas y libres de estrías.

Mayor precisión de intercambio

Las variantes de PCD están disponibles para todos los sistemas Schwanog con una precisión de intercambio < 0,02 mm.

Mayor rapidez en intercambio de plaquitas en caso de desgaste

A menudo el PCD continua comercializándose como un componente integral del portaherramientas. Esto lleva asociados tiempos de reequipamiento muy elevados cuando el desgaste hace necesario una sustitución, ya que debe cambiarse toda la máquina. Por el contrario, Schwanog solo aplica el PCD en la plaquita intercambiable, lo que reduce de forma muy notable el tiempo necesario para la sustitución.